Hinchas, dirigentes y diputados abogan por que las SADP no dañen el patrimonio histórico de los clubes

Hinchas, dirigentes y diputados abogan por que las SADP no dañen el patrimonio histórico de los clubes

Nueve parlamentarios de diferentes bancadas patrocinan proyecto de resolución, inspirado en el cambio de insignia de Unión La Calera

REGIÓN.- Polémica ha causado no solo en La Calera, sino a nivel nacional, el sorpresivo cambio de la histórica insignia del Club Unión La Calera –que junto a la letra “U” fusiona los colores de los equipos locales que se fusionaron para fundar la institución- por un logotipo desarrollado por una agencia publicitaria argentina, con un círculo donde se leen las iniciales ULC.

La medida fue adoptada por la actual administración de la Sociedad Anónima Deportiva propietaria de Unión La Calera, de capitales argentinos. A ello se suma una inusual camiseta azul usada por el cuadro rojo, a comienzos de temporada, en la inauguración pública del Estadio “Nicolás Chahuán”. Y como era de esperar, los hinchas del tradicional club de fútbol, fundado en 1954, reniegan del cambio, señalando que es un atropello a la historia y patrimonio del club.

Inspirados en el caso de Unión La Calera y otras situaciones similares que se han dado desde la irrupción de las sociedades anónimas deportivas, muchas de ellas incluso vinculadas a los mismos grupos empresariales, es que nueve diputados de diferentes bancadas se sumaron a un proyecto de resolución, presentado por el diputado DC Daniel Verdessi Belemi, que busca proteger el patrimonio histórico y culturales de los clubes deportivos.

Los diputados patrocinantes son los ex atletas Sebastián Keitel (Evópoli) y Erika Olivera (RN), el ex futbolista Pablo Prieto (IND), además de los parlamentarios Matías Walker, Miguel Ángel Calisto y Gabriel Ascencio (PDC); Karin Luck y Andrés Longton (RN), y Jorge Brito (RD). Además, la presentación de la iniciativa contó con la participación de hinchas y dirigentes de clubes deportivos (corporaciones) de la Región de Valparaíso, como Unión La Calera, San Luis de Quillota, Santiago Wanderers, Everton y Unión San Felipe.

Proteger el patrimonio cultural e histórico

El diputado Daniel Verdessi comentó que “el patrimonio cultural e histórico de los clubes no pueden ser propiedad de sociedades anónimas, que al inscribir el nombre de estos clubes pueden cambiar su historia y hacer un grave daño a su hinchada, a la gente que ama a sus clubes (…) Nosotros presentamos un proyecto que pide prohibir que las sociedades anónimas puedan cambiar la historia de los clubes y hacemos un llamado a que lo que ocurrió con Unión La Calera, que se le cambió una insignia con más de 60 años de historia, no pase lo mismo con otros clubes”.

Con este proyecto de resolución se busca que, de acuerdo a sus facultades, el Presidente de la República envíe un proyecto de ley que reforma la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas Profesionales (SADP), aprobada en junio, para que precisamente establezca la prohibición de modificar cualquier elemento correspondiente al patrimonio histórico y cultural de los clubes deportivos, por ejemplo, sus insignias y emblemas, cuando cambian su personalidad jurídica. Además, busca que todos los hinchas puedan adquirir acciones del club y con ello participar en las juntas de accionistas donde se toman las decisiones.

Franco Monasterio, presidente de La Banda Cementera de Unión La Calera, ya estuvo en el Congreso en abril pasado, exponiendo lo sucedido con Unión La Calera ante la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados. Por ello, manifestó que “hoy nuevamente estamos acá peleando por nuestro patrimonio cultural. A nosotros no nos interesa meternos en el bolsillo de los controladores, solamente queremos que respeten la historia de cada club y que respeten su patrimonio cultural y ciudadano, que creemos es el patrimonio vivo que tiene cada una de nuestras ciudades. Nuestra lucha va a seguir incansable, no vamos a bajar los brazos hasta que las sociedades anónimas hagan su trabajo cultural y social y sobre todo, no pasen a llevar nuestra cultura y nuestra identidad ciudadana”

Por parte de su archirrival deportivo, pero más unidos que nunca en esta cruzada, el presidente del Club Social San Luis de Quillota, Eduardo Rey, destacó que “tenemos una relación un poco mejor que la que tienen nuestros vecinos de Viña del Mar, Valparaíso y La Calera, hemos tenido una cercanía con la sociedad anónima, pero no sabemos el futuro. Siempre es importante apoyar estas iniciativas, porque hoy en día el futuro no lo sabemos, el presente es estable, tenemos la garantía que los regentes nos han garantizado que van a mantener todas las cosas, pero el día de mañana pueden vender y puede pasar la situación que le pasó a La Calera. En ese sentido tenemos la misión de apoyar esta causa y tratar de que esto no vuelva a suceder”, puntualizó quien también forma parte del Directorio de la SADP de San Luis en representación del Club Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *